La noche de la luna azul de DW Nichols

martes, 25 de junio de 2013


Encontré a la autora promocionando su libro en Facebook y no dudé en contactarme con ella. ¿Cómo resistirme a ese hermoso felino? Los cambiantes, humanos que se pueden transformar en animales me han fascinado siempre. Estos seres no son como los licántropos convencionales, que solo se transforman en lobo durante las noches de luna llena. Ser humanos y mitad animales no les presenta un problema, no andan por el mundo atacando a la gente y pueden convertirse en su parte salvaje para ir corriendo al supermercado si quieren. Por lo tanto, estaba bien predispuesta a leer un poco sobre ellos.

Ileana ha estado huyendo de su manada y de todo cambiante desde hace más de doscientos años, sin embargo, un día el destino la hace perderse frente al pequeño pueblo de Midtown. Allí conviven humanos y cambiantes en perfecta armonía. Pero lo más llamativo de todo, es que estos cambiantes no pertenecen exclusivamente a la misma especie. Lobos se juntan con leopardos y alces sin problema. Bajo el liderazgo de Jam, quien ha fundado esta comunidad, todo parece tranquilo. El sheriff Owen, un cambiante pantera, sospecha de la actitud rara de Ilena al no poder identificar a que clan pertenece ella. Pero otras cosas suceden entre ambos, cuando las chispas comienzan a estallar solas. Como añadido especial, alguien del pueblo la ha reconocido del pasado, ella es una amenaza y debe ser eliminada.

Como ya les he dicho la temática me encanta, y el estilo narrativo de Nichols me ha parecido sumamente atractivo. El intercambio de voces entre los personajes alternando la narración, desemboca en una novela polifónica sumamente moderna, en donde el erotismo se perfila desde la mano del amor y el suspenso de la fantasía.
Ilena es un personaje femenino diferente, que encañonada en sus trajes de etiqueta no se espera que su auto se rompa. Sus comentarios ácidos y afilados se diferencian de Owen, quien es más sencillo y arrabalero. Las caracterizaciones de los cambiantes coinciden mucho con sus animales internos y se nota un buen trabajo de edición con ellos. Los personajes secundarios aportarán mucho a la trama principal. No habrá triángulos amorosos.
Las palabras fuertes que se usan y las escenas subidas de tono son para mayores de edad. Se hace esperar bastante el primer encuentro íntimo entre los protagonistas, aunque por supuesto, siempre se vio llegar. La masculinidad de Owen y la fuerza de Ileana serán un volcán que estalla a la más mínima provocación.
Está muy presente el sentido del olfato, al pobre suelen ignorarlo mucho en las novelas. En cambio, aquí se lo invoca a menudo, en parte por las habilidades de los cambiantes.
El malo es muy misterioso en todo momento, no se sabe quien realmente es hasta el final. Aunque yo lo sospeché, simplemente me cayó mal desde un principio. Su historia concuerda con lo que uno se podía esperar y el desenlace es excelente.
Lo único que le criticaría negativamente sería la aparición de ciertos seres con alas, me pareció totalmente innecesario, aunque sospecho que tendrá su razón de ser en la continuación de la saga. Si fuera autoconclusiva, simplemente se podría omitir. Lo único bueno respecto a ellos, es que el resto de los personajes jamás los vieron.
Lo mejor fue el significado de pareja que anda revoloteando por allí, me ha encantado, cuánto daría para que eso se diera en la vida real, jajaja.
Dentro de lo fantástico, La noche de la luna azul es un excelente inicio de saga, con buenos personajes y muy buenas bases. Dentro de lo romántico, nos plantea una grandiosa historia de amor que pronto se abrirá para el resto de los personajes. Sin dudas, un espectacular comienzo.


Sobre la autora: D.W. Nichols es un seudónimo bajo el cual escribe Marta Bolet.
Sobre el libro: Para comprarlo en España, click aquí; para comprarlo en América (excepto Canadá y Brasil), click aquí.


10 comentarios:

  1. ¡Muchísimas gracias por esta magnífica reseña!
    En cuanto a la inclusión de los seres alados, se debe a que cuando estaba escribiéndola, había una pregunta que me resonaba insistentemente en la cabeza: ¿por qué hacía mil años que no se había producido ninguna pareja predestinada en ninguna de las manadas existentes? Tenía que haber un motivo que además explicara por qué a partir de ese momento todos irán cayendo como moscas. Barajé varios y el que me acabó convenciendo más fue el que finalmente incluí en la novela. Tienes razón cuando dices que simplemente podría haberlo omitido, pero es que soy terriblemente puntillosa a la hora de leer (no me gusta que me dejen con incógnitas en el aire, con preguntas sin respuestas); por lo tanto, a la hora de escribir, no puedo ofrecer menos de lo que me gusta recibir.
    Muchas gracias de nuevo por tu reseña, me ha gustado un montón. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso señalé que "si fuera autoconclusiva", jajaja. Me imaginé que sería por eso. Por cierto, me encanta que el emparejamiento posea un tatuaje marcado en la carne, jajaja. Super lovely. (L)
      ¿No podrías crearme un novio lobo o león que se empareje conmigo?... ¡Pero en la vida real!, jajajaja

      Eliminar
    2. Si tuviera ese poder en mis manos, me los quedaría todos para mí jajaj egoísta que es una. Aunque podríamos llegar a un acuerdo jajajajjaja

      Eliminar
    3. ¡No hay que ser eogísta, no hay que ser egoísta! Jajajaja. =P

      Eliminar
  2. La reseña me atrae bastante...pero sigo pensando que no es mi tipo. Tal vez más adelante, pero por ahora no.
    Gracias por la reseña.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin cuidado!
      El libro es muy bueno, muy creativo. Estará esperando por ti, jajaja.
      Abrazos!!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Lo es! No dudes en conseguirlo, te va a encantar!

      Eliminar
  4. Por favor! SI alguien tiene la version digital, me la podria pasar a mi correo?
    SI alguien puede q me lo diga y yo le voy a dar mi email:)

    Muchas gracias!! ^^

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!