El cuaderno de Maya de Isabel Allende

viernes, 14 de marzo de 2014

Título: El cuaderno de Maya
Autora: Isabel Allende
Editorial: Penguin Random House
Sello: DeBolsillo
Páginas: 443
Contraportada: Un pasado persiguiéndola. Un futuro aún por construir. Y un cuaderno para escribir toda una vida. "Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, maya significa "hechizo, ilusión, sueño". Nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto."

Mi experiencia con el libro:

Sobre la autora:


Isabel Allende Llona (2 de agosto de 1942) es una escritora chilena, autora de superventas. Es considerada la escritora viva de lengua española más leída del mundo.
Con Isabel Allende tengo una relación un tanto extraña. Por momentos, mejor dicho, por algunas lecturas, la considero una escritora genial; pero luego me topo con otros libros y comienza a caerse esa imagen. ¿Por qué? Por agotamiento de temática. Si bien hay muy pocos libros reseñados en el blog de esta autora (comparados con los que ha escrito), he leído más obras de las que están aquí. La primera vez que la leí fue con La casa de los espíritus, luego con La ciudad de las bestias (preciosa trilogía de fantasía que recomiendo mucho), pronto llegaron más: Los amantes del Guggenheim y El oficio de contar, Retrato en sepia, Eva luna e Hija de la fortuna. En fin, la lista de mis lecturas con esta autora es interminable, más que nada porque son libros accesibles. Sin embargo, cuanto más leía, más notaba ciertas características recurrentes en sus historias. La más notable, es la dictadura militar, ciertamente terrible y que, por motivos personales, es algo que comprendo y temo a medidas iguales, pero sobre lo que detesto leer.Casi todas sus obras tocan este tema... De alguna forma los horribles tentáculos de ese proceso condenable rozan a los protagonistas o a personajes secundarios, llenan huecos o alargan escenas. Tal vez no todos los lectores comprendan bien lo que sucedió en Latinoamérica en esa época, pero confíen en que fue realmente terrible. Y más allá del suceso histórico, la repetición del tema en cada obra de la misma autora logra cansar, especialmente si no te gusta leer sobre esas cosas. Con El cuaderno de Maya, la dictadura vuelve a estar presente, y eso me sacudió mi tranquila lectura una vez más.
El argumento de la novela es un tanto irrealista, pero algunos toques de realismo mágico suavizarán ese choque. Maya es una chica que ha caído hasta lo más bajo, se encuentra en un pozo profundo emocionalmente y físicamente. ¿Qué es lo que le ha ocurrido? Narrado en forma de diario, la protagonista nos contará su historia, de forma poco lineal y con muchos saltos temporales continuos. No quiero hablarles mucho acerca de Maya, porque les estaría arruinando lo mejor que tiene la novela que son sus giros imprevistos.
Es una historia cruda, con escenas explícitas de abuso sexual, de violencia, de adicciones y un lenguaje muy adulto. Así que cada uno considerará si es apropiado o no para que lo lean. Se menciona continuamente distintos tipos de drogas, sus efectos y sus consecuencias. No considero que se haga apología a la misma, ya que se muestra a una protagonista destruida. Es una obra polémica, sí.
Por momentos la novela me ha gustado, por otros me ha desesperado. Maya es una chica que se autodestruye y es muy fácil tomarle cariño. Los personajes que se van construyendo a su alrededor, los de su pasado y los de su presente, van tomando más y menos relevancia a medida que avanza la historia. No se puede decir que evolucionan, a excepción de tres contados casos. Sin embargo, hay algo en ellos, tal vez que son muy "humanos", que nos hacen emocionar.
Es una historia fuerte, para personas fuertes. No sé si encajo en ese grupo, jajaja, pero la novela me ha parecido buena. No es de mi gusto personal, pero no por eso deja de ser buena. No la leería de nuevo y no la compraría de nuevo (esperen, no la compré, jajaja). Pero sé que a muchas personas, les va a gustar. Puedo compararla con Las ventajas de ser invisible y La insoportable levedad del ser, si son lectores de esas obras, esta va a gustarles mucho.

3 comentarios:

  1. Hola
    Entiendo el sentimiento, cuando leí éste libro no sabía si me gustaba o no, a diferencia de ti a mí me gusta mucho Isabel Allende (excepto Afrodita que es una de las peores cosas que he tenido la desgracia de leer y no se la deseo ni a mi peor enemigo), pero creo que sus mejores obras son: La casa de los espiritus, Ines del alma mía y Paula (puramente sentimental el ultimo así que no hagas mucho caso)

    Un beso Ciao

    ResponderEliminar
  2. Hace no mucho que una amiga me recomendó este libro, espero leerlo pronto porque tu reseña hizo que quiera leerla ya! Besos

    ResponderEliminar
  3. la foto que pusiste no es de Isabel Allende la escritora, sino que de Isabel Allende la senadora chilena (suele producirse esa confusión por el alcance de nombre).

    Por lo demás a mi me encantó esta novela, pero más que nada porque me encanta Chiloé y creo que Isabel Allende logró plasmar muy bien lo que esa isla representa y como se desenvuelve la vida cotidiana en las pequeñas islas del archipielago.

    Nos leemos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!