Reseña de Serie | A Korean Odyssey

martes, 9 de abril de 2019


Una odisea coreana
A Korean Odyssey |  화유기 | Hwayugi

Reparto Principal: Lee Seung Gi, Cha Seung Won, Oh Yeon Seo, Jang Gwang, Kim Sung Oh, Lee Hong Ki, Lee El, Sung Ji Roo, Sung Hyuk, Lee Se Young
Temporada: 1
Capítulos: 20
Duración: 67 a 86 minutos
Género: Comedia, romance, fantasía
Año: 2018
Estado: Finalizado

Fue amor a primera vista... o a primer flechazo de Netflix. Estoy con todos los sentimientos a flor de piel, porque no hace diez horas que terminé de ver este dorama. Y lo amé. Pero también lo sufrí un montón hasta las lágrimas.

La serie comienza mostrándonos a la pequeña Ji Seon Mi sufriendo bullying por ser capaz de ver espíritus malignos. A la niña se le cruza un hombre extraño que dice ser un Hada (Sr. Woo)y le propone un trato: si consigue un abanico que está guardado en una casa encantada, le dará un paraguas mágico. Pero si todo fuera tan fácil, no sería interesante. Así que antes de conseguir su objetivo, se encuentra con Son Oh Gong quien le ofrece un nuevo trato: cada vez que ella diga su nombre, él acudirá a su rescate, a cambio, solo tiene que apagar unas velas. Claro que la niña acepta y así sella su destino. Sin embargo, cuando salen de la casa, él le roba el recuerdo de su nombre y escapa, dejándola sola. Años más tarde, vemos a Seon Mi convertida en una mujer adulta, exitosa y que ya no tiene miedo a los demonios... pero aún buscando al malvado que la engañó. Si tan solo pudiera recordar su nombre... Esperen, ¿no es ese tipo que cruza la calle?

Hace bastante que me aficioné a ver doramas y excepto dos contadas excepciones (una protagonista con fuerza sobrenatural y un robot funcional) todas las historias que vi eran comedias románticas contemporáneas realistas. Nunca vi dramas históricos ni fantásticos, así que no sabía que podía pasar en esta serie. Sin embargo, el trailer me cautivó porque me hacía acordar a mi anime favorito de todos los tiempos: InuYasha. Y si bien no tienen mucha relación, ciertos elementos que comparten hicieron que me sintiera cómoda inmediatamente.

La historia no es difícil de seguir, aunque eso no significa que sea sencilla. Los primeros capítulos son un poco introductorios, tenemos enemigos random mientras nos presentan a los personajes que harán de elenco fijo. Sin embargo, y solo apreciable cuando ya estás por finalizar la serie, estos episodios que parecían básicos, encubren muchos indicios y secretos. Ya por la mitad, empezarán a desarrollar el hilo principal del argumento que se nutrirá de todas las historias secundarias, de las pequeñas pistas, para formar un final cerrado y abierto a la vez. ¿A qué me refiero? Todo termina en el capítulo 19. Se resuelve el argumento, pero se atan los cabos sueltos en el 20 y te dejan con una esperanza abierta de que quizás para algunos personajes pueda existir un nuevo comienzo. Cosa que sabemos que no ocurrirá, porque en los doramas nunca hay segundas temporadas, pero igualmente te deja más tranquila... ¡Pero no se imaginan lo que lloré!

¿Qué tiene de bueno este dorama? Excelentes actuaciones, especialmente de Cha Seung Won. Precioso vestuario, especialmente los trajes tradicionales. Un manejo argumental muy prolijo (con bases en la novela Journey to the West). Un romance que se da gradualmente. Personajes que rompen estereotipos (un hombre que comparte el cuerpo con su hermana, un espíritu macho que se mete en el cuerpo de una mujer y no duda en enamorarse de un hombre, la elegida es una mujer). Amé la canción principal, Let me out de NU'EST W.

¿Qué tiene de malo este dorama? Los efectos especiales son de bajo presupuesto y si estás acostumbrado a los grandes proyectos de Hollywood eso te puede desconcentrar. Hay una pequeña contradicción en los primeros capítulos que nunca se revisa y que yo noté porque ya estaba ultra fanatizada.

En general, A Korean Odyssey me sorprendió y me enamoró. A pesar de que el galán no me resultaba físicamente atractivo, quedé completamente cautivada por su personaje. La historia me pareció perfecta, aunque el final me destrozó emocionalmente. Me encantaría que hubiera una segunda temporada y el personaje del General Winter quien aloja en su cuerpo al alma de su hermana me pareció fascinante. Esta es una serie que seguro volveré a ver nuevamente y que recomiendo muchísimo. FAN  ♥


2 comentarios:

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!