Hotaru de Sancia Kawamichi

lunes, 22 de septiembre de 2014


La novela ganadora del concurso Extremo Negro - BAN! 2014
Hotaru es una novela negra de amor, japonesa, erótica y lisérgica. Con un abuelo borracho perdido en la noche de Derqui y una geisha que no quiere abrir los ojos hasta tener a su amado frente a ella. Con una cocinera criadora de luciérnagas, y ancianas que juntan agua bendita para hacer mates y guisos santos mientras sueñan con el regreso de Perón.
Hotaru es una novela negra de amor con dedos pulgares mutilados, ridículas figuras de origami y una chica que corre desnuda cubierta de hormigas. Con un secuestrador que tiene pánico de hablar por teléfono para pedir el rescate y un periodista que, como tantos otros, es más verosímil cuando miente que cuando dice la verdad.

Libro único
Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Del Nuevo Extremo
Extremo Negro
208 páginas

Sobre el autor:


Sancia Kawamichi nació en julio de 1973, en Argentina. Estudió cine y literatura. Publicó dos libros destinados al público infantil; durante años colaboró con cuentos y textos breves en la revista Beatrizos. Hotaru es su primera novela publicada para adultos.
La novela está dividida en seis partes y una introducción, los capítulos son breves y el resultado es un libro ágil. Hotaru es cautivante, incluso para mí que odio leer sobre este período histórico argentino.

A pesar de la violenta realidad que nos plantea el libro, la esencia del misticismo japonés logra suavizar las escenas negras.  Incluso hay lugar para el erotismo entre dos "medio" hermanas. Fuerte, pero distinta, esta novela policial sorprende.

Carlos Dantori, un montonero con un plan de secuestro, se encuentra frente a su novia geisha, Kaede, y su ayudante, Maeko, mientras esperan que llegue el día indicado para poner las cosas en marcha. La casita perdida entre la vegetación descuidada de un pueblo sin importancia en un país agonizante. No, así no empieza esta historia, pero esa es la situación más importante.

Un tanto irónica también. Nuestros tres protagonistas tienen una extraña relación entre sí. Odio, amor, indiferencia. Maeko me ha parecido la más importante y difícil de analizar.

La acción avanza a ritmos regulares, a excepción de sorprendentes escenas que cambian el rumbo de todo. Como el final, que a mí me ha sorprendido pues no me lo esperaba, no de esa forma. Un buen cierre, polifónico, irónico.

Esta novela negra no es un policial convencional, se sale del género. Es una lectura interesante, de calidad, que les recomiendo mucho, especialmente a quienes sean asiduos a la temática.


1 comentario:

  1. me llamó la atencion la portada.. si lo consigo en la libreria lo compraré :)
    pd: me encanta tu blog

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!