Reflexiones de una bloguera que trabaja

viernes, 19 de septiembre de 2014


Tengo menos de media hora para escribir esto y salir corriendo a la parada del colectivo. Así que voy a ahorrarme la introducción y el desarrollo de mi trágica reflexión para ir directamente a la conclusión.

Siempre trabajé, desde que comencé el blog, siempre tuve trabajo. Pero era parcial, un par de horas tal día y listo. Me sentía satisfecha y gratamente recompensada. Era perfecto, podía hacer mi vida tranquila sin verme limitada por un horario...

Y es ese el problema. Ahora, trabajando a tiempo completo, estoy muy cerca del suicidio... Especialmente los sábados. Sí, me toca trabajar el sábado... Todo el sábado. ¡El horario es lo que me mata!

¿Cuál es mi rutina? Es algo así como, levantarme tempranito, ducharme y desayunar. Elegir un libro. Salir a la calle (rezando que no me asalten, como la semana anterior), con el libro en la mano, aprovechando la espera en la parada (mientras llega el transporte) para leer. Subirme al colectivo y leer mientras viajo (sentada, parada o estrujada, da lo mismo). Bajar. Esperar al siguiente colectivo (sí, son tres en total). Leer mientras. Subir al nuevo colectivo, leer mientras viajo. Bajar. Caminar hasta la siguiente parada, esperar al siguiente colectivo. Subir, leer, bajar. Caminar y entrar al trabajo. Ahí se guarda el libro en la cartera y se pasan cinco horas de sufrimiento. Salir del trabajo para la pausa del mediodía, con el libro en la mano. Ir a la parada, esperar, leer, subir al colectivo, leer, bajar, caminar hasta un restaurante (o un Burger, o un Mac, lo que tenga ganas ese día... siempre es el Burger). Pedir mi comida, leer mientras espero, comer, leer esperando hasta que sea hora de volver. Salir, caminar hasta la parada, subir al colectivo, leer, bajar y caminar al trabajo. Libro guardado en la cartera. Trabajar hasta las ocho y media de la noche y suplicar (en voz baja) que la tortura termine. Salir, caminar hasta la parada, esperar leyendo, subir al colectivo, leer, bajar. Caminar a la otra parada (nuevamente con miedo pues está todo oscuro). Esperar al colectivo, ya no leyendo pues ahí no hay luz suficiente), subir, empezar a leer y que el colectivo apague las luces blancas y enchufe las ultravioletas que te rompen la vista y el buen humor. Bajar. Esperar al próximo colectivo, sin leer. Subir, bajar. Caminar a casa. Abrir la puerta, tirar la cartera en cualquier lado. Ir a preparar la cena. Cenar. Ir a mi habitación y decidir... ¿Hoy blogueo o mejor me voy a dormir? Si elijo la primera opción, mañana voy como un zombie a trabajar. Si elijo la segunda, al otro día me siento culpable y me ven escribiendo a las seis de la mañana, toda apurada.

Leer libros de a ratitos me funciona, pero no es lo ideal, especialmente con libros gordos. Así que utilizo los domingos para darme una buena "panzada" de lectura. ¿Cuál es mi reflexión entonces? No es el trabajo el problema (ni que me quede lejos), sino el horario... ¿Quién diseñó el reloj de veinticuatro horas? Es una mierda. No me alcanza el tiempo, y no aguanto mucho despierta a la noche. Si hago una cosa, no puedo hacer la otra. Es frustrante. E injusto.

Pero es lo que hay.

¿Quién más trabaja? ¿Alguien me comprende? ¿Alguien tiene una solución (que no incluya abandonar el empleo, pues no puedo)?

17 comentarios:

  1. Hola, pues yo nunca he trabajado, más que para darle clases particulares niños pequeños en verano pero mi madre sí lo hace y sé lo mal que lo pasa, porque su jefa la explota bastante y todos los días está triste y cansada. Lamento tu situación y espero que en el futuro encuentres un trabajo con un horario mejor y si puede ser más cerca, el día a día así desgasta mucho y más si solo cuentas con un día para descansar y leer así sin tiempo y sin paz tampoco es lo ideal.

    Te deseo fuerza y ánimo para que salgas adelante y que además tengas en cuenta el blog a pesar del poco tiempo que tienes.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo estudio de tardes, así que como no soy de levantarme a las 7 am pero no tengo problema en acostarme a las 3am, yo estudio de noche, preparo todo los apuntes de noche y las mañanas las uso más para el blog (excepto en exámenes que será para repasar un poco todo)
    Suerte con tu rutina
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Como te entiendo! Yo entre la facultad y el trabajo solo puedo leer en el tren/colectivo. Aprovecho esas 2hs de viaje para distenderme y olvidarme de todo. Aparte de mi trabajo fijo, estoy en un proyecto con una amiga de indumentaria para lectores y cuando llego a casa sigo trabajando (pero es por algo que me gusta: ropa y libros). Los fines de semana vamos a vender al Planetario así que prácticamente no tengo días libres!

    Por el tema de la lectura, con los libros gordos me pasa lo mismo, siento que es poco tiempo y que leer en el colectivo no me hace avanzar mucho en la historia pero no me puedo tomar los domingos para leer, por eso todavia no empece Game of Thrones :(

    ResponderEliminar
  4. Hola, nunca trabajé, es decir tengo 12 años! Pero, yo me levantó a las 7 de la mañana (aunque me podría levantar a las 8 y media tranqui) para poder bloguear o adelantar entradas. Después de la escuela se me complica a veces con el tema de la tarea y actividades extracurriculares.
    Nanny espero que en el futuro encuentres un trabajo mejor y que no te explote tanto.
    Beso :*

    ResponderEliminar
  5. Hola Nanny. Tu dia es toda una odisea.
    Tambien trabajo en la tarde y hay dias que es complicado y cada tanto debo llevar trabajo a mi casa, lo que me quita tiempo de lectura y de hacer otras cosas.
    Lo tuyo es digno de admiracion, no todos soportan tanto ajetreo para llegar a un trabajo. Espero puedas conseguir algo mejor.

    Sobre leer en colectivo, la verdad se me hace incomodo y me mareo mientras lo hago. Pero un lector debe optar por eso si no queda mucho tiempo.

    saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo no trabajo pero estoy estudiando la Universidad y algo muy parecido a lo tuyo ya que mi horario es un dolor de cabeza. Estoy en la escuela desde las 3 hasta las 10 de la noche pero para llegar a las 3 a la escuela tengo que estar desde la 1:30 en la parada del camión (colectivo) esperando y rezando para que no me toque un camión donde la gente va pegada a las puertas porque no queda otro lugar dentro. Asi que mis mañanas se me van en hacer tareas... y apenas me da el tiempo debo decir ya que las tareas son otro punto horrible del porque tengo casi 4 semanas sin publicar nada en mi blog. Siempre pienso que el fin de semana me dare un tiempo para hacer unos post e irlos subiendo en la semana pero para este momento mi finde estara lleno de: Ingles, Economía, Contabilidad y muchos pero muchos ejercicios matemáticos.
    Otro punto en mi contra es que yo no puedo leer en los camiones porque me mareo horrible y luego tengo un dolor de cabeza insoportable.

    Aún no encuentro una solución que no sea hacer los días de unas 30 horas o algo asi, pero si se me ocurre algo ten por seguro que te contare mi idea.

    Un beso! :D

    ResponderEliminar
  7. Hola, Nanny! Comprendo totalmente el desgaste que te causa todo este viaje diario, y entiendo muchísimo más el miedo; el miedo que nos pase algo en las calles. Yo estudio el profesorado en turno vespertino, para poder trabajar durante el día, y a veces cancelan un colectivo y me encuentro esperando, sola, el colectivo a las 23:00 hs y rogando que los kioscos no cierren o que no se me acerque ningún malintencionado.
    Es una lucha, realmente. Pero necesitamos trabajar, no hay otra. Te deseo mucha suerte. Besote!!!

    ResponderEliminar
  8. la pena es que sea horario partido porque si trabajas por la mañana o por la tarde te queda el resto del día, yo antes trabajaba 8h por la mañana y pro la tarde dormía un poco de siesta y el resto de la tarde para mi, pero el horario partido es un asco jeje te sigo ^^

    ResponderEliminar
  9. Wow... me sorprende el nivel de concentración que tenés, yo no podría leer en esos lugares y menos a las corridas. ¿Nunca se te cansó la vista? Porque yo incluso leyendo en mi casa tengo problemas con eso. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Te comprendo, trabajo desde hace mucho y siempre trabajos de uno, dos días semanales, pero ahora estoy trabajando cuatro días a la semana ocho horas y el resto de los días estudio. Lo mismo aprovecho los viajes en cole (dos) para adelantar, el problema es que cuando llego a mi casa no tengo ganas de hacer nada, me quiero tirar a la cama e invernar.
    Se que no es consuelo pero quiero que sepas que no eres la unica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Totalmente comprensible, yo paso por una situación similar con la escuela y el trabajo y al menos en mi caso aprovecho los fines de semana (un día para leer y otro para hacer entradas que voy programando para la semana), tengo la política de que un día de la semana es sagrado para hacer lo que me gusta, aunque siempre es difícil...pero tendrá sus recompensas, no te rindas y ánimo, ya verás que todo estará bien.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Hola Nanny bueno aca en Mexico se les dices camiones (colectivo) pero estoy sorprendida por la cantidad de camiones que tomas son demasiados pero demasiados y es entendible que quieras llegar a tu casa cenar, dormir y el domingo leer un rato, no hay necesidad de ser muy activa en el blog muchos te entendemos y te apoyamos y te esperamos lo que yo me tome en un blog es que hacen publicaciones programadas para que el blog no este solo no se como se hagan pero seria una genial idea para que no te sientas ni presionada ni que nos estas abandonando
    Mucha suerte y cuidate mucho
    saludos

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! ^^

    Siempre es bueno tener un momento para ti, y aprovecharlo en lo que tú quieras, ya sea leer, escuchar música, ver una película o mirar el techo. Yo ahora que voy a empezar con un nuevo curso no sé de dónde voy a sacar tiempo para leer tanta lectura pendiente, así que en realidad estoy un poco como tú.

    Mucho ánimo, con tu blog y con tu vida, y ya verás como con un poco de organización todo se puede ^^

    ResponderEliminar
  14. El mundo laboral que es una merde, cuando tienes mejores horarios no estas tan cansado y te cunde mas pero los tuyos son horribles >.< Suerte! Y tu poco a poco *O*

    ResponderEliminar
  15. Uuuuf desde luego es duro. Pero ánimo, y sobre todo no olvides descansar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues no sabes como te envidio. Yo busco trabajo pero no encuentro nada y necesito dinero T.T Pero bueno, mucho ánimo. Tampoco es que vayas a estar así toda la vida. Quien diseñase ese horario es un poco cabroncete. Pero piénsalo de esta forma, no vas a estar así toda tu vida, es solo una fase, procura descansar bien y mirarle el lado bueno a esta situación

    ResponderEliminar
  17. Puuuuf. Yo no trabajo pues aún no termino el colegio, pero en mi familia son todos lectores empedernidos y con unos horarios...fíjate que mi padre entra a las 9:00 AM y hay días en que sale a las 3:00AM los peores. Lo único que puedo decir es que me parece que todos aquí opinamos que mientras publiques sintiéndote bien y tranquila no hay problema si es con menos frecuencia :)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!