Una educación mortal de Naomi Novik

jueves, 7 de octubre de 2021


De la autora best seller de Un cuento oscuro y Un mundo helado llega la fascinante historia de una hechicera oscura destinada a reescribir las reglas de la magia.
Decidí que Orion Lake debía morir cuando me salvó la vida por segunda vez.
Todo el mundo adora Orion Lake. Todos los demás, quiero decir. Por mí puede meterse su rimbombante magia combativa por donde le quepa. No pienso unirme a su grupo de fervientes seguidores.
A diferencia del resto, yo no necesito la ayuda de nadie para sobrevivir a la Escolomancia. Olvídate de las hordas de monstruos de y los artefactos malditos: lo más probable es que no haya nada más peligroso en este colegio que yo. En cuanto te descuides, destruiré montañas, aniquilaré a millones de personas y me convertiré en la siniestra reina del mundo.
Al menos, eso es lo que todos esperan que haga. A la mayoría de los estudiantes les encantaría que Orion acabara conmigo igual que si fuera otra de las diabólicas criaturas que salen de los desagües. A veces pienso que quieren que me convierta en la bruja maléfica que creen que soy. El colegio, desde luego, lo está deseando.
Pero no voy a darle a la Escolomancia lo que quiere. Ni tampoco a Orion Lake. Tal vez nadie me considere la heroína perfecta, pero pienso salir de aquí con vida. Y sin provocar una masacre.
Aunque si estoy planteándome seriamente cargarme a cierta persona.
Naomi Novik ha creado con impecable destreza a una heroína para la posteridad; un personaje tan logrado y rico en matices que permanecerá en nuestro corazón y en nuestra mente durante mucho tiempo.
Escolomancia:
1) Una educación mortal
2) The last graduate
3) Título sin confirmar
Datos adicionales:
Ya a la venta
Umbriel
Ediciones Urano
352 páginas

Sobre la autora:


Naomi Novik (1973) es una escritora y programadora neoyorquina.
Una educación mortal es una novela de fantasía que nos presenta un colegio de magia muy diferente a los hermosos castillos medievales que tenemos en mente y en donde los jóvenes son motivados en un entorno seguro a desarrollar al máximo su potencial. En la Escolomancia, los alumnos están asustados todo el tiempo y tienen que andar con cuidado para no quedarse atascados en sus estudios o simplemente morir. Y eso es exactamente lo más interesante de toda la historia.

En el medio de esta escuela, nos encontramos con Galadriel (quien prefiere que la llamen El), una bruja con grandes habilidades para la destrucción masiva. Parece que su destino es convertirse en el enemigo público número uno, pero ella tiene otros planes. La narración en primera persona está a su cargo y nos contará un poco sobre su mundo con una gran carga de humor negro. Pero debido a la perspectiva elegida para la historia, solo nos enteraremos de lo que ella sabe del colegio, del sistema de magia y de las relaciones de poder entre los brujos. Hay un gran condimento político, una lucha por el poder, unas desigualdades, que son tratadas muy poco (aunque sí lo toca, de vez en cuando). ¿Qué puede hacer una joven bruja con una afinidad innata para el mal al respecto? Quizás veamos esto más adelante en el próximo libro... O quizás no, lo que sería una pena, pues la autora tiene mucho para desarrollar ahí.

Los personajes son interesantes, la premisa promete; aunque la construcción del mundo y de los monstruos aún no está muy desarrollada. Reitero que espero que tengamos mucha más información en los próximos libros, ya que Una educación mortal parece que será una trilogía. Lo que si nos queda bien claro desde el principio es el sistema de magia y el sistema de la escuela, tanto de la institución en sí, como de los tratos que realizan los estudiantes para sobrevivir.

La narración es atractiva y el ritmo muy ágil. La novela está llena de referencias a la cultura contemporánea y tiene un buen abanico de inclusión étnica (aunque no creo recordar representación LGBTQ+). No es como Harry Potter, a esta escuela vienen alumnos de todos lados. Se mencionan enclaves de Berlín, de Londres, de Nueva York, de India, etc. Y eso es realmente genial, especialmente porque la protagonista es de ascendencia india y habla varios idiomas como maratí, hindi, sánscrito, latín, alemán e inglés (este último el menos sorprendente).

A medida que leía la novela, me daba cuenta de que la historia no tiene un objetivo claro. Todo es construcción de personaje, del crecimiento de la protagonista y un poco de los personajes que la rodean (ya sea el héroe u otros). Pero, a pesar de esto, la aventura se disfruta mucho. Los pequeños sucesos que se van dando y se entrelazan para el gran acto final condimentan con un poco de acción estos meses escolares. No hay un enemigo en común único, un Lord Voldemort, no hay una lucha clara entre el bien y el mal, sino que es simplemente un proceso educativo con monstruos y peligros cada tanto. Pero, tanto El como Orión parecen todo el tiempo tan poderosos e imbatibles, que estas escenas pierden un poco del peligro que podrían representar para los personajes y no son tan llamativas. Esto casi casi que hace que el argumento se licue en algo más soso, pero el sistema de magia, la escuela (que es definitivamente genial) y la protagonista hacen que la historia nos enganche igual.

Además de la prota, el otro personaje que destaca es Orión. El héroe, el muchacho amable y solitario (de hermoso cabello blanco, suspiremos juntas) que sospecha que El es mala. Hay una relación un tanto antagónica entre ambos en las primeras páginas, pero no es un enemy to lovers, porque no son enemigos en realidad... Por ahora. Sí, se llevan mal. La prota lo maltrata un poco, pero en realidad, lo único que hace es bajarlo del caballo al tonto ese que se la pasa intentando matar a todos los monstruos sin pensar demasiado en los daños colaterales. La relación entre ambos me resultó muy tierna, ya que van cambiando sus actitudes despacio y finalmente logran comprenderse. O sea, que tampoco hay insta love. ¿Hay otros personajes interesantes? Sí, pero no puedo contarles mucho sin revelar nada de la trama.

En los últimos capítulos hay una escena de mucha acción, seguida de una escena tierna, seguida de una escena un poco extraña de educación sexual (completamente inesperada, porque no parecía el target). Esta última me descolocó un poco, pero creo que sirve para un propósito (y no, no es que los personajes tengan sexo, no hay escenas eróticas ni calientes en lo más mínimo). Pero, más allá de eso, el final que me gustó mucho, abrió una duda existencial que podría cambiar el rumbo de toda la historia abruptamente Ahora bien, cuando terminé el libro estaba super contenta y en modo fan enloquecida. Porque la última línea me generó una necesidad física que me hizo plantearme seriamente si me compraba la continuación en ebook en inglés en Amazon. Después de unas horas, sin embargo, me di cuenta de que la frase si bien cumplía su propósito de volver al lector un poco loco, carecía de sentido completamente. Y no se las puedo explicar acá, porque destripa todo, demasiado spoiler. Lo único que puedo decirles es que hace que un final que parecía bastante correcto y cerrado, de golpe quede abierto y con muchas preguntas sin contestar.

Una educación mortal es una novela con una historia interesante, con una narración que engancha, con buenos personajes. Tal vez merezca una puntuación más baja de la que le di, pero me gustó mucho y el final me dejó necesitando "físicamente" más. Me encanta este tipo de libros y me gustaría realmente ser alumna de una escuela así... Aunque intente matarme.

1 comentario:

  1. Es un libro que llama mi atención pero de momento tiene algo que no me termina de convencer para añadirlo a mi lista de deseos, de todos modos pintaza tiene =)

    ResponderBorrar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!