Sé que estás allí de Laura Brodie

jueves, 16 de octubre de 2014


Ésta es la historia de Sarah, una mujer de treinta y nueve años que pierde a su marido en las aguas de un río cercano a una pequeña ciudad en Estados Unidos. Unas semanas después de su desaparición, Sarah empieza a verlo en todas partes: en el supermercado, en el jardín de su casa, en la calle... Y, desde luego, piensa que se ha vuelto loca.
Sus amigas le dicen que es normal, que forma parte del duelo... pero ¿y si hubiera otra explicación? Al fin y al cabo, no encontraron su cadáver... ¿Y si no es un fantasma y sigue vivo? ¿Tal vez planea volver a su vida?



Libro único Datos adicionales:
Ya a la venta
Ediciones B
334 páginas

Sobre la autora:


Laura Brodie es licenciada por Harvard y profesora invitada de Filología Inglesa. Vive con su marido y sus tres hijos en Virginia.
La intriga es el punto fuerte de esta novela, el misterio que rodea a David, el esposo de Sarah. El lector irá enterándose detalles acerca de la vida matrimonial de esta pareja mientras se descubre si él ha muerto o no. ¿Parece un rompecabezas fácil de resolver? No lo es tanto.

Sarah siempre fue una mujer oprimida por su deseo insatisfecho de tener hijos. Toda su vida va cayendo alrededor del hecho de que es estéril, su profesión, su matrimonio, sus amistades. Pero cuando su marido es declarado muerto después de la crecida del río, la oscuridad comienza a desaparecer.

La novela es lenta, cada detalle va surgiendo de a poco, los acontecimientos se van narrando con cuidado. Y si bien el punto central de la novela es si David está muerto y su fantasma ha vuelto para torturar a su esposa, o si está realmente muerto y Sarah está loca, o si él está vivo y es una... mala persona; también es una historia acerca del duelo de un ser querido y de las liberaciones o pesares que tal acontecimiento puede tener.

Los personajes son pocos, pero cada uno de ellos es profundo. Desde los vecinos, hasta los amigos cercanos y los familiares, todos poseen una historia personal. Algunos más, otros menos, los iremos conociendo mientras Sarah hace su duelo. Nuestra protagonista nos va contando de forma intermitente hechos del pasado que se relacionan con su presente. Este retroceso constante es justamente lo que hace lenta la lectura.

Con continuas reflexiones acerca de su vida y con el mito de Halloween presente, nos plantearemos la ancestral pregunta: ¿hay vida después de la muerte? El estilo pulido de Brodie hace que no podamos descubrir la verdad acerca de David hasta el final, ya que muchas escenas acerca de su "situación" son ambiguas. La novela tiene un gran cierre, muy bueno. Y el comentario del epílogo, por parte de la autora, muy acertado.


Gracias a la Editorial por el Ejemplar.

1 comentario:

  1. ¡Hola! No había escuchado mucho de este libro pero me llama la atención. Aunque eso de que es "lento" me preocupa...
    Espero poder leerlo pronto.
    Gracias por la reseña, besos.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!