La gran persecución de Lilia Lardone

domingo, 27 de diciembre de 2015


Narrada en primera persona por Ciro, el gato protagonista, con un registro coloquial y un código humorístico, esta novela narra un hito absurdo en la vida de los gatos: a través de un sitio de internet se difunde la noticia de que un gato se comió el último ejemplar de colibrí de Manglar.
La prensa toma y reproduce la noticia de forma desmedida por todos los medios: radio, televisión, prensa gráfica, sitios de internet. Los humanos deciden expulsar a sus mascotas felinas, que pasarán a ser víctimas del abandono y deberán unirse para sobrevivir.
Literatura de calidad y una profunda reflexión sobre los medios de comunicación.



Libro único
Datos adicionales:
Ya a la venta
El Barco de Vapor
Ediciones SM
88 páginas

Sobre la autora:


Lilia Lardone (24/10/1941) egresó de la Universidad Nacional de Córdoba como Licenciada en Letras Modernas. Ha ejercido la docencia, especializándose en el campo de la Literatura para chicos.
Amo los libros de gatos. Soy una fanática irremediable del mundo felino y no busco cura para esta enfermedad altamente contagiosa que esparzo por el mundo. Estoy loca y qué. Así que cuando me enteré de la existencia de esta pequeña novela que tiene a los felinos como protagonistas, no pude evitar sucumbir ante estas páginas.

¿Y si supieramos que los gatos hicieron algo horrible? ¿Dejaríamos de quererlos? En mi caso eso sería imposible, pero para esta población, los gatos se convierten en seres indeseables. Así que hasta las mascotas más cariñosas se encuentran abandonadas en la calle. Un paronama horrible para todos los fans de los felinos, en donde nuestros corazones se verán estrujados por la incertidumbre y el temor. ¡Pobres gatitos!

Una historia con un desarrollo agridulce, con algunos destellos cómicos que rompen la tensión y con giros inesperados que ponen toda la carne en el asador. Un final excelente, que resulta de lo más bonito.

¿Qué podemos analizar en este libro? Atenti docentes. Primero, podríamos hablar de los medios de comunicación, de la difusión de la información y de la manipulación mediática. También de las persecuciones, porque aquí fueron gatos, pero en otros tiempos, fueron católicos, judíos, gitanos, homosexuales, negros... Temas jodidos de abordar en general, pero con este puente de acceso se hace mucho más posible.

En suma, La gran persecución no es solo un libro entretenido, sino también una historia para reflexionar y amar un poquito más a nuestras mascotas. Muy recomendado como lectura de placer  e incluso para dar en las escuelas.


1 comentario:

  1. Hola Nanny, no lo conocía.
    Me parece interesante, ademas soy periodista jaja

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!