Querido diario: Cuando la vida es una mierda

sábado, 3 de diciembre de 2016


¿Has tenido un día terrorífico? Ya sabes, cuando quieres correr a esconderte en tu cama, abrazando la almohada y fingiendo que tienes cinco años. Esos días en donde todo, absolutamente todo, está planificado para contradecirte, para arrollarte y arrinconarte hasta que ruegues piedad. Los últimos meses he tenido varios días de esos.

Querido Diario es una nueva sección del blog, que sigue los pasos del tradicional EDUM (Espacio de un Martes), pero con contenido sumamente personal.

Cuando creas un blog y conectas con gente, lectores y editoriales, tu vida deja de ser privada. Empiezas a contar cosas de ti misma, de tu rutina. Das datos como tu dirección, tu edad, tu número de teléfono. En algún momento, les cuentas que estás pensando mudarte, que odias el verano y que te vuelve loca comer helado de chocolate. Me han pasado cosas muy personales con gente que tal vez no conozca mucho, pero que inevitablemente forman parte de mi nueva vida. He conseguido empleo a través de una amiga lectora, me ha regalado un gato alguien genial de una editorial, me he desahogado en largas conversaciones por Facebook con compañeros blogueros. Me han shippeado con chicos a los que les llevo cinco años, me han rechazado mails con excusas de primaria y me he peleado con autores por reseñas un poco negativas (vale, más que un poco).

De repente ya no estoy disponible como antes, desesperada por ir y saltar cuando me lo dicen... Bueno, eso les llama la atención, se enojan y me dejan de lado. ¿Los decepcioné? Tal vez. Y como soy una persona franca, que no puede evitar mostrar lo que siento, me deprimo. Así de sencillo. Porque mientras ellos me juzgan, me señalan y mis propios amigos blogueriles se ríen de mí, yo estoy: con problemas de salud, que he descubierto hace muy poco que los tengo; con problemas financieros, porque mis laburos son inestables, ya que soy suplente (y cuando viene la titular, me quedo sin laburo, así de un día para otro); con una madre enferma, a la cual pronto van a operar; con un hermano estudiante, que no piensa en buscar laburo, pero se lo perdonamos porque es el benjamín de la familia; con penas que no se olvidan fácilmente, como el primer aniversario de la muerte de mi padrastro y otras cosas.

Así que puedo decirles, en buen criollo, que tengo muchos días de mierda. Y que si no contesto, es porque estoy ahogándome en la bañera. ¿Cómo me levanto de la cama en las mañanas? Igual que lo hace el resto del mundo que también tiene problemas. Yo pienso en mis alumnos, que esperan una calificación y un discurso de fin de año; en los libros que aún tengo que leer; en mi familia que siempre está apoyándome y en las únicas personitas (que puedo contar con los dedos de mis manos) que son sinceras conmigo. Y en el blog, porque al prender la computadora y entrar a Blogger, algo ocurre en mi cabeza. Un click que sirve para borrar ese día de mierda y convertirlo en una anécdota, en una reseña o en un resultado de un sorteo.

Si tienes uno de esos días, date un minuto, aléjate del mundo y haz eso que es tan especial para ti. Escuchar una canción con el volumen muy fuerte, leer un capítulo más, ver una serie romanticona en Netflix, tirarte en la cama con el aire al máximo. Lo que sea que haga que te sientas vos.

Porque al final del día, cuando el mundo se va a dormir (y las parejas felices a ya sabes), es importante tener un instante de felicidad, aunque sea aislado, para recordarlo mientras esperas el sueño con una sonrisa.

7 comentarios:

  1. Todos claramente tenemos días de mierdas, y nadie es perfecto. O porque tenemos problemas con la familia, problemas con la plata y el trabajo, con la facultad, con amigos y no tan amigos... pero es importante como vos decis alejarse de toda esa mierda y de las cosas negativas que no hacen más que perjudicarnos.
    Y la vida también tiene sus cosas tan hermosas y simples que la mayoría de las veces no nos detenemos a disfrutar.
    Besotes Nanny

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, hay momento donde parece que nada vale la pena, te sientes sin energía, y nadie te apoya. Cuando pase eso, diles QUE SE JODAN. Vive tu vida, se feliz, busca tu alegría. Olvídate de que esas personas, has como si no existieran. Para mí un "se fuerte" o "todo estará" no valen nada, son palabras. Pero espero que resuelvas tus problemas. Yo también estoy mal, pero sé que no será para siempre.

    ResponderEliminar
  3. Espero que te sientas mejor. A veces a todos nos pasa esos dias de mierda, yo les llamaria momentos de mierda... porque nunca me paso de estar todo un dia asi mal (que yo recuerde no).Recorda que es pasajero.... y me parece bien que hagas cosas por vos misma, cosas que te hagan sentir bien y te levanten el animo. Al fin y al cabo, principalmente vos misma te vas a preocupar de tu seguridad... el resto siempre viene despues. A veces hay que ser un poquito egoista en ese sentido.

    ResponderEliminar
  4. Hola Nanny

    Mira, en el pasado tuve una época muy mala en mi vida, muchos problemas, mucha tristeza y estaba como vos, no sabía para donde correr o como explotar.. así que un día gracias a las maravillas de la internet, me cree un blog personal, en donde contaba mis vivencias, simplemente por el placer de plasmar mis sentimientos en algún lado y dejarlos ahí, quizás alguien se sintiera identificado o quizás no,era un blog con un seudónimo y conocí mucha gente buena onda con las cuales hoy en día después de 14 años sigo en contacto con esas personitas por face o por mail, el blog al final lo abandoné porque en un punto de quiebre puse mi identidad real y dejé de escribir porque es como si la magia se hubiera roto, pero en fin, a lo que voy es que quizás pudieras hacer algo así, escribir lo que te pasa en otro lugar un diario personal u otro blog bajo un alias y desahogarte del todo. Es como una terapia y te ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.

    Ánimos, que siempre hay que seguir remandola, no importa los obstáculos que la vida ponga o que tan dura se vuelva, una siempre es más fuerte y sale adelante. Mucha fuerza para superar los problemitas de salud tuyos y de tu mami.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Oh. Unas horas después que publicaste esta entrada, terminamos con mi novio. Realmente hoy, es un día de mierda para mi. Y nada de lo que me hace feliz, ahora mismo me hace feliz. Mi corazón está hecho añicos. Pero sé que va a salir el sol otra vez. Se que voy a volver a ser feliz otra vez. Y esto es igual para todos. Esta vida es así. Caerte y levantarte.. UNA Y OTRA VEZ por el resto de nuestros días.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nanny, no soy la mejor dando 'charlas motivadoras' pero entiendo un poco por lo que estás pasando, hace un tiempo, justo cuando mi papá estaba enfermo y encima estaba en plena adolescencia, y se que también no hay palabras que puedan ayudarte en esta situación porque por más de que otras personas hayan pasado cosas similares, a veces a uno no lo ayuda. Lo que si creo que deberías saber es que tenes a muchas personas quienes te desean lo mejor, me incluyo, y que contas con tu blog para poder descargarte, aunque a veces sólo necesites escribirlo.
    Espero que todo se solucione, especialmente los que tienen que ver con la salud, sino lo otro simplemente no sale bien. Te deseo lo mejor!!

    ResponderEliminar
  7. Hola soy Natalia hoy descubrí tu blog y leo esta entrada... espero que el día haya pasado y que todo este mejor solo quería decirte que no dejes de escribir porque sacar la angustia de adentro hace bien... y agradecerte porque me encanta todo, las reseñas, el diseño, tu forma de escribir.. tenes una nueva seguidora! Un beso grande desde La Plata Bs As

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!