Jane Eyre de Charlotte Brontë

miércoles, 14 de febrero de 2018


Jane, una niña de diez años ha quedado huérfana. El hermano de su madre, el señor Reed, se hace cargo de ella cuidándola con amor. Sin embargo, su tío enferma y, a pesar de lo prometido en el lecho de muerte, su esposa se hará cargo de su sobrina con crueldad y desprecio.
Jane tiene carácter y fuerza y se opondrá a las injusticias de su tía. Como castigo a esa rebeldía, será enviada a una escuela terrible, Lowood, donde se doblega la fuerza de carácter y la inteligencia debe ocultarse. Sin embargo, su propia fortaleza y el amoroso cuidado de una maestra, la señorita Temple, harán que sobreviva y se convierta en una joven educada, capaz y lista para convertirse en maestra e institutriz.
Es busca de un trabajo que le permita sobrevivir, Jane llegará a la lúgubre mansión de Thornfield, para educar a Adèle Varens, una niña francesa que vive bajo el cuidado del dueño de casa, Edward Rochester. Tan misterioso como atractivo, tan inteligente como brusco, tan noble como atormentado, Rochester busca la felicidad. Pero un terrible secreto se esconde en Thronfield y mientras él se enamora de Jane. ¿Podrá el amor vencer a un oscuro pasado?
Publicada por primera vez en 1847, Jane Eyre de Charlotte Brontë constituye uno de los ejemplos más logrados de novela romántica inglesa del siglo XIX.

Libro único
Datos adicionales:
Ya a la venta
Bruguera - Ediciones B
Penguin Random House
448 páginas

Sobre la autora:


Charlotte Brontë (21 de abril de 1816 - 31 de marzo de 1855) fue una novelista inglesa, hermana de las también escritoras Anne y Emily Brontë.
Esta es la cuarta o quinta vez que releo Jane Eyre. Todos los años, selecciono una novela clásica para releer en enero. Generalmente, son las de mi excelente amiga Jane Austen, pero me han tentado los halos para que relea a una Brontë. ¿Pueden creer que nunca vi la película de Jane Eyre? Así que me decidí por este libro para releer y disfrutar en el reto #LeyendoClásicos con la idea de poder compararlo con la peli.

Hay muchas cosas que me disgustan de esta novela y he tardado horrores en terminarla. La primera vez que leí Jane Eyre fue para la escuela y desde entonces no la había sufrido tanto como ahora. Pero, no se confundan, la historia me encanta, el galán me fascina, la época me encandila... el problema es el carácter odioso de la protagonista y el poco arte en el ritmo narrativo.

A diferencia de Jane Austen, donde la autora nos brindaba todas las pistas y el lector era el encargado de unirlas para saber si criticaba una situación o no... Nuestra protagonista se la pasa criticando a todo el mundo y a cada paso de su vida. El juego entre el narrador en primera persona y el de segunda, no hace más que acentuar la poca delicadeza de Eyre.

No es una bruja, la pobre, tiene buenas cualidades y en momentos de tensión sabe mantener la cabeza fría. Sin embargo, la crítica constante, la autocompasión por ser fea y la abnegación inepta la hacen tan repulsiva como a los seres que critica. Pero es mi parecer, puede que a otros les parezca totalmente querible... Supongo que el feo y fiero Rochester me cortaría la cabeza por hablar tan mal de su querida, pero es lo que hay.

Rochester es un galán en gris, de esos que me gustan mucho. Por momentos tiene conductas nobles, otras completamente desaforadas. En ciertas escenas me tuve que repetir: "es una novela vieja, no la juzgues severamente". Pero, cuando se hace referencia a la posibilidad de un mal trato físico, mis antenitas del mal humor se pusieron en guardia. Tengamos en cuenta la época (siglo XIX) antes de juzgar este tipo de cosas. Está mal, por supuesto, que la arrastre por aquí y por allá, pero eso era algo muy común. De igual manera, el destino termina castigando estos desatinos, ya que la autora tampoco parece muy contenta con este tipo de actitud machista imperante en su sociedad. Aún así, es algo para tener en cuenta.

No es una historia solo de romance, el gran tino de esta novela es la atmósfera de misterio que, en ciertos puntos, logra tocar lo paranormal y lo psicológico. A lo largo de su desarrollo van cayendo varias pistas que explicarán el misterio más importante de la obra, pero pasan tantas cosas que logras perderte y emocionarte muchísimo cuando ocurren los giros argumentales. No hay mucha presencia de humor, pero sí de drama. Drama por doquier. Muertes, desgracias, lamentos, soledad... Todo prolijamente narrado con un armonioso entorno británico que sabrá captar el humor de los personajes.

Hay en mí una dicotonomía. Por un lado, detesto a Jane y eso es un gran obstáculo si tenemos en cuenta que es la protagonista. Por otro lado, amo la historia y su desarrollo, con su gran elenco de personajes secundarios y la construcción de los mismos. Entonces, me voy hacia el final y me parece "demasiado conveniente". No es el cierre que estaba esperando, pero me gustó lo justo. Ah, casi me olvidaba, es un libro que aguante relecturas sin significar aburrimiento.


4 comentarios:

  1. ¡Hola Nanny!

    Amo este libro, es uno de mis favoritos. Lo que me gusta de Jane es que a pesar de todo lo malo que le pasa, ella sigue adelante, y lo que es más importante, fiel a sus creencias (aunque yo no las comparta). Quizás sea todo ese drama y la atmósfera sombría lo que hace que la novela me fascine. Rochester lo podes amar o lo podes odiar o ambas cosas a la vez, lo que si me parece es el mejor personaje, con sus arrebatos pero también con su corazoncito (oculto muy en el fondo).
    Si te dio bronca el maltrato de Rochester hacía Jane.... deberías leer El ancho mar de los sargazos de Jean Ryhs, esta autora toma el personaje de Rochester y nos habla de su vida previa, y de como llegó la sorpresa que se esconde en el ático.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nanny!! ¿Sabés que nunca lo leí? Por la peli, me imaginaba que la prota era más bien sosa, pero aparentemente es insoportable y quejosa. Voy a tener que leer algo de Charlotte Brontë en algún momento, y este libro es mi candidato. Necesito leer clásicos con urgencia :/

    ResponderEliminar
  3. Hola! este clásico lo tengo pendiente hace mucho tiempo, por suerte no he visto la película tampoco, así que me evito pre juzgar la obra.
    Me gustó mucho la reseña como para atenerme a lo que es la protagonista, se ve que les gustaban poner protagonistas odiosos a las Bronte (sólo leí Cumbres borrascosas).
    Besos desde El Refugio del Dragón de Tierra

    ResponderEliminar
  4. Una preciosa historia, amo todas sus versiones sin duda algo diferente que llega al corazón.

    Besos =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!