El segundo sexo de Simone de Beauvoir

jueves, 27 de septiembre de 2018


¿En qué habrá afectado a nuestra existencia el hecho de ser mujeres? ¿Qué oportunidades, exactamente, nos han sido dadas y cuáles nos han sido negadas? ¿Qué pueden esperar nuestras hermanas más jóvenes y en qué sentido hay que orientarlas? Es chocante que el conjunto de la literatura femenina esté animado en nuestros días mucho menos por una voluntad de reivindicación que por un esfuerzo de lucidez; al salir de una era de desordenadas polémicas, este libro es una tentativa, entre otras, de recapitular la cuestión.









Libro único Datos adicionales:
Ya a la venta
Penguin Random House
De Bolsillo
728 páginas

Sobre la autora:


Simone de Beauvoir (9 de enero de 1908 - 14 de abril de 1986) fue una escritora, profesora y filósofa francesa defensora de los derechos humanos y feminista.​ Escribió novelas, ensayos, biografías y monográficos sobre temas políticos, sociales y filosóficos. Su pensamiento se enmarca en la corriente filosófica del existencialismo.​
Durante décadas, la palabra feminismo ha causado rechazo en gran parte de la población masculina y también en la femenina. Ser feminista era como tener una enfermedad, te hacía menos guapa, menos casable y muy ingenua. Incluso hasta te cambiaba el sexo, porque si eras feminista, debías odiar a los hombres, no depilarte, ser "machona" y gustar de las chicas.

Ser feminista era una mala palabra. ¿Acaso ha cambiado eso hoy en día? Seguramente dirían que sí, pero no hace mucho escuchaba en la televisión comentarios como "feminazi" y "yo no soy feminista, solo defiendo a la mujer y no odio a los hombres, estoy casada y amo a mis hijos". Como si ser feminista te igualara a un monstruo capaz de comerse a su prole y de crear guetos para los gallitos de traje y corbata.

Cuando Simone de Beauvoir escribió El segundo sexo, el movimiento feminista ya estaba caminando, tal vez sin mucho éxito y con grandes contradicciones. Sin embargo, este ensayo sobre la mujer en todos sus ámbitos, rápidamente se convirtió en un manual para el feminismo.

A diferencia de otros libros más radicales en dónde se ofrece una guía, con instrucciones paso a paso de cómo ser feminista; Simone escribió una obra sobre qué es ser mujer y qué es ser una mujer libre.

Libre no significa promiscua, irresponsable y mala persona. Libre significa no vivir para el hombre, anulándose a sí misma, dependiendo del otro. Y es una liberación, que no solo libera a la mujer.

La obra está dividida en un completo análisis sobre el proceso histórico de la concepción de la mujer y sus roles, un detallado desglose biológico, psicoanalítico y económico; una revisión sobre la educación que recibe en todas sus etapas, la situación que atraviesa desde niña hasta anciana. Analiza las figuras de la actriz, la prostituta, la enamorada, la religiosa, la narcisista, la esposa, la hija. No se amedrenta ante las palabras violencia, aborto y sexo. Finalmente, propone la liberación.

No voy a realizar un resumen de sus ideas, no es un libro que pueda resumirse en diez postulados o reglas. Es una lectura lenta, que te exige concentración y una continua reflexión. Pero más importante aún, es un libro en donde, como mujer, te encuentras. ¿Qué quiero decir? Simone no habla de un tipo de mujer en singular, sino que analiza a todo el género, y es imposible no sentirse identificada con algunas cosas. En el libro he encontrado explicaciones a muchos de mis comportamientos, a mis ideas, a mis errores. Desde tonterías como "querían un primogénito varón y salí yo", hasta "ante casos de violencia sexual, la mujer agrede su propio cuerpo en rechazo a la situación". Me he encontrado, he encontrado a mi madre, he encontrado a mi tía, a mi abuela.

Este es un libro que te cambia. Necesita una advertencia: no podrá volver a ver el mundo como antes lo hacía. Ahora escucho conversaciones en la calle y pienso en este libro. Escucho a un cliente en el trabajo y pienso en este libro. La mayoría de las veces, no encuentro cosas buenas o que no hablan bien de nosotros como sociedad. Esto no es algo a la ligera, no es el típico comentario que dejan los reseñistas en los libros "es mi favorito, me cambió la vida". No no, no. Ya había leído libros feministas antes, pero nada como El segundo sexo. Tal vez, la palabra no sea cambiar, sino despertar. Te pone en alerta. Ya no sientes los comentarios al pasar de la misma forma. "Mi mujer es como una fruta que es más rica cuando madura". No, gente, no. La mujer no es una fruta que el hombre puede recoger cuando le plazca, no crean que eso es un halago. "Que linda nena, usted estudie, eh, no ande de loca con amigas en la calle". Señor, aléjese de la niña ya mismo, ella puede hacer lo que quiera, tiene ocho años, no la sexualice. "Tu hermano vino de estudiar, andá a comprar vos que sos la mujer". ¿Perdón? Yo vine de trabajar todo el día y de estudiar y no me ando quejando.

Si bien tiene un lenguaje claro y con ejemplos fáciles de entender, el ritmo y la extensión, además del género, no hace de este un libro para todos. Necesita de un lector dispuesto a brindarle el tiempo necesario para su comprensión. Hay que estar abiertos a relecturas, a señalizaciones, a choques. Sí, choques. Es muy probable que encuentres cosas que no quieras leer sobre ti misma. No todo es agradable. Puedes sentirte tocada. En mi opinión, eso es algo que me ha gustado. Me he sentido en comunidad. Aún así, no es una experiencia a la cual todos estén dispuestos de atravesar. Tampoco es un libro solamente para mujeres. Los hombres pueden y deberían aventurarse en leer literatura feminista.

El segundo sexo de Simone de Beauvoir es un libro de liberación, completamente actual, de una escritora que pensó y actuó lo que aquí está escrito. Queda absolutamente recomendado.


5 comentarios:

  1. Esta reseña se notó tu cambio, o por lo menos yo lo sentí, lo quiero leer, siempre de chica me cuestione todo, el por que yo tenia que "aprender a cocinar" si no "nadie me iba a querer" y demas cosas. Muchas de nosotras necesitamos abrir los ojos, mañana paso a comprarlo. Gracias nanny!

    ResponderEliminar
  2. Ya lo he venido escuchando en varias materias de la facultad y creo que es el momento de empezar a leerlo. Este año empecé a cuestionarme todas estas cosas con mucha más fuerza y por suerte en el espacio de la facultad abrimos debates al respecto. Más que nada en el lenguaje y los discursos.. lástima que debe salir caritooo pero ya lo iré leyendo de alguna forma xD
    Me encantó la reseña Nanny! Y los ejemplos que incluiste.
    Beso

    ResponderEliminar
  3. Lo he leído para la facultad y la verdad que el poder analizarlo con varios puntos de vista tanto de los profesores como de mis compañeros hizo que disfrute mas la lectura.

    ResponderEliminar
  4. Hola, no conocía el libro.
    Me parece muy interesante, me lo comprare.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Nanny!
    Gracias por hacer una reseña tan sincera y tan profunda a la vez. No conocía el libro, tampoco se si estoy preparada para leerlo pero se que en algún momento lo haré. Me da esa sensación de que es muy necesario, y como vos decís te cambia, te abre la cabeza.
    Hace mucho tiempo que estoy haciendo el ejercicio de cuestionar a la sociedad, a la gente. Los comentarios machistas, actitudes patriarcales, la sexualización de nenas... Es mucho lo que nos falta para que el feminismo tome el lugar que se merece. Espero que arribemos a ese camino más temprano que tarde.
    Besos :)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!