Nunca me faltes de Ezequiel Dellutri

domingo, 6 de julio de 2014


En principio, dos asesinatos y la misma arma. El primero, el cadáver de una vieja aparece dentro de un tonel enterrado después de haber estado catorce años desaparecida. Después, en la casa de la vieja encuentran a un conocido criminal muerto. ¿Es azar? ¿Un crimen resuelve al otro?
Con estas preguntas en la cabeza, con la certeza de que tiene el material para otra novela, el escritor de policiales Simón León quiere volver a escribir después del módico éxito que ha obtenido. Solo le falta el detective Jeremías Guillette Jeremías, el anómico inspector de la Bonaerense de San Miguel.
Cumbia cumbia cumbia, tres hermanas japonesas enamoradas de un mismo hombre, desarmaderos, venta de armas a delincuentes de poca monta, buches de la policía aparecen en la segunda entrega de la serie del detective Guillette. Negra hasta la médula, Nunca me faltes explora en clave policial los límites de la amistad.

Guillette:
2. Nunca me faltes
Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Vestales
155 páginas

Sobre el autor:


Ezequiel Dellutri es escritor y profesor de Lengua y Literatura. Conduce y produce el programa Tierra firme para Radio Trans Mundial que se emite en Latinoamérica, España y Estados Unidos.
Si el primer tomo me había parecido grandioso, esta nueva aventura resulta mucho más interesante. Nunca me faltes es una novela policial con un protagonista explosivo, del cual nunca se sabe bien qué esperar.
"No quiso cerrar los ojos, porque se puede ser hijo de puta y valiente a la vez"
Simón publicó su primera novela, un caso que atrapó el público y que comienza a darle beneficios. ¿El protagonista de su historia? Un detective peculiar, que interroga a sus sospechosos con un método cuestionable y que peca de asesino. ¿Realidad o ficción? El público no lo sabe. Simón vuelve a encontrar una escena sangrienta en San Miguel que puede servirle de inspiración para una nueva novela, pero después de su última conversación con Jeremías Jeremías, ¿se atreverá a llamarlo para pedirle ayuda?
"Mi abuela tiene el don de hacer sentir mal a las personas por el simple hecho de ser personas"
Mientras iba leyendo, sacaba un montón de instantáneas que luego subía a Instagram con citas geniales. Después de un rato, prometí no subir más... Pero había tantas frases agudas que, pues me costaba cumplir con mi palabra. Dellutri tiene una pluma fascinante, que tanto en sus descripciones como en sus diálogos asombra.
Los giros argumentales tampoco están descuidados. La novela no es para nada predecible y los enredos se van sucediendo al mismo tiempo que los avances, lo cual deja siempre más interrogantes que soluciones.
"-¿Yo? Hasta donde tengo entendido, pago mis impuestos para que usted investigue. Jeremías Jeremías torció la cabeza. -¿Paga los impuestos? -Por supuesto que no. Soy un escritor y por lo tanto, soy pobre. ¿Qué pretende? Pero quisiera pagarlos, y eso es lo que cuenta."
El personaje de Jeremías "Guillette" Jeremías vuelve a encantarnos con su personalidad, pero ahora también se sumarán otros personajes que completarán el pasado del inspector y que nos dejarán helados.
En este segundo tomo, podremos comprender un poco más al enigmático oficial, pero la vida de Simón apeligrará a cada instante y terminará cambiando abruptamente.
El caso termina resolviéndose al final de una manera sorprende. Sin embargo, el verdadero impacto vendrá en las últimas hojas, cuando hallemos un final abierto.
El lenguaje, como ya les he comentado en la primera reseña de esta saga, es muy porteño y contiene palabras "vulgares" que le dan un toque especial a la novela.
Por esto y muchas cosas más, les recomiendo Nunca me faltes a todos los admiradores del género. Van a quedar muy satisfechos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!