19 Propósitos para 2019

miércoles, 2 de enero de 2019


Cada nuevo año es una excusa para hacer un borrón de nuestros errores y de esperanzarse en que llegarán cambios inciertos que nos ayudarán a estar mejor o ser mejores. Tal vez sea que es tarde y estoy de mal humor, pero creo que es difícil que de un día a otro todo cambie. Generalmente yo hago reseteos en Octubre, por el aniversario del blog y por mi cumpleaños, pero creo que esta vez necesito hacer esta lista:

1. Hacer las cosas como salgan, pero hacerlas. Tengo muchas ideas y no las llevo a cabo. Pienso en hacer cosas y luego me olvido. Y esto va desde lavar la taza cuando termino de desayunar hasta de escribir una entrada en el blog. Soy muy insegura y también tengo una gran tendencia a postergar.

2. Estudiar y dejar de postergar las carreras (profesorado/bibliotecaria). Ya saben que cada dos por tres me meto a estudiar cosas nuevas. Acumulo títulos, cursos y seminarios. La mayoría los termino, pero las dos carreras más importantes de mi vida quedan siempre relegadas. Y eso ya no puede seguir así.

3. Bajar de peso, porque ahora es por salud. Esta es una de las razones por las cuales dejé de hacer muchas cosas en los últimos meses. Llegué a estar totalmente descontenta con mi cuerpo, pero sin ganas suficientes para hacer un cambio. Sin embargo, al hacerme un control de rutina solo para obtener un certificado (ya saben, de esos que te piden cuando te anotas a algo), mi médico me dijo que sí o sí tengo que bajar de peso, porque esto se me fue de las manos y los estudios comprobaron que hay un reloj que hace tic tac y no quiero que detone mi páncreas.

4. Comenzar a ahorrar. Porque me vuelvo vieja y sigo estando donde siempre, mientras los demás avanzan. Quiero terminar mi casa, comprarme un auto, salir de deudas. Quiero lo que la gente normal quiere y necesito ahorrar para conseguirlo, porque eso de volverme millonaria con el blog no estaría dando resultados (?)

5. Madurar de una puta vez. Porque a veces hago cosas que no tienen sentido a solo que tengas tres años. Hago berrinches, les juro. Pongo caras. No lo sé, me cuelgo de una escalera y salto las baldosas de color. Generalmente eso hace que deje de estar aburrida, pero no es algo que un adulto haga... Y ni les cuento de las horas que me clavo jugando a Los Sims o similar.

6. Terminar mi proyecto literario. Porque el Nano me ayudó un montón, pero aún me queda un largo camino por delante. Además de que las historias se acumulan y quiero escribirlo todo, pero todo. Y no hay tiempo suficiente para eso.

7. Reseñar más, leer menos. Me puedo leer cuatro novelas en una semana, pero reseñar me está exigiendo mucho tiempo. Tal vez sea porque quiero que las reseñas salgan perfectas, o no repetirme, lo cual es bastante complicado cuando tenés más de seiscientas. O por culpa de mis docentes, que leen mi blog y que no quiero que vean algo desastroso. Mentira, no dejen de leerme, eso me ayuda a dar finales (?).

8. Adquirir libros solo cuando me gusten de verdad. Y esto va con todo, editoriales, compras, regalos, etc. Hace muy poquito y no les voy a decir con qué Editorial me pasó, me dieron un libro que jamás en mi vida leería y no, gente, no. Así que tal vez demasiado caballito, pero les dejé en claro que no lo pienso leer. Después me sentí culpable, porque el CM es muy buena onda (amigo, no vuelvo a escribir borracha). En fin, voy a ser más cuidadosa, para no acumular polvo en los libros.

9. Dejar de hacer tantos sorteos que me estoy quedando pobre. Sí, sé que los disfrutan, pero me estoy quedando sin pasta y tampoco la onda es pagar para que me lean. Si me leen bien, si no me leen bien también (mentira, todo mal).

10. Dormir menos. Es mi gran pecado. Es mi mayor debilidad. Si fuera un superhéroe, me tiran una almohada y conquistan la ciudad. 

11. Lograr una rutina que me ayude en mi papel de BookBlogger. ¿Qué quiero decir con esto? Tener un blog literario lleva más trabajo que los blogs personales. Primero, porque tenés que leer o mirar series o cosas así, lo cual es una cantidad de tiempo bastante imperiosa. Segundo, tenés que pasar a escrito lo que pensás y no podés hacerlo así no más. Tercero, tenés que difundirlo, porque sino no te lee nadie. Y para eso tenés que ser activa en las redes sociales. Ah, también tenés que contestar emails, ir a eventos, sacar fotos lindas, invertir dinero, etc. Complicadísimo. Así que estoy pensando, construyendo, una rutina que pueda llevar acabo, que sea sincera y esté dentro de mis capacidades, para que no se me vaya todo a la mierda en menos de dos meses.

12. Ser menos intensa. Se habrán dado cuenta por los anteriores once puntos de que me tomo todo muy en serio, como si fuera vida o muerte, me olvido de que existen los grises y lo quiero pintar todo de color rosa, eso sí, de mi color rosa favorito. Se pierden amigos, te haces la cabeza al pedo, todo te parece más infranqueable y la que terminás loca sos vos (en este punto ya me hablo a mí).

13. Ya no usar la tarjeta de crédito. No tienen idea de las aventuras locas que cometí. Y de lo que me está costando pagarlas. Esto no es como la publicidad del Galicia en donde la mina se compra todo y nunca la ves sacando cuentas de cómo llegar a fin de mes. Esto es la pinche vida real, en donde estás ahí ahí de pagar una tarjeta de crédito con otra tarjeta de crédito, pero ajena, porque las tuyas están inhabilitadas y el que te quiera encontrar en el Veraz puede hacerlo.

14. Ser más organizada. En este punto no me refiero al blog, me refiero a mi vida en general. Porque tengo la ropa de invierno mezclada con la de verano, no tengo idea donde dejé el paraguas, mis libros piden que se difunda la foto de su hermano de saga perdido, mi cartuchera está vacía y hay lápices por todas partes, y sinceramente, no me acuerdo de si mañana me toca llevar a mi perra al veterinario o era el jueves pasado.

15. Resistir las ganas de abandonar todo. Porque complico todo y luego digo "Hasta acá llegué". Mil veces quise abandonar el blog. Entonces, inicio cuadernos de blogueo nuevos, paso del excel al word y del word al bloc de notas. Abro una partida en Los Sims, me propongo un reto y a la mitad me voy con el vecino, porque me parece más interesante. Abandono todo. Desde series hasta bolsas de caramelos.

16. Dejar de complicar las cosas sin sentido. O sea, tengo como veinte cuadernos de blogueo, listas de Pokémons que me faltan atrapar, la genealogía en papel de mi familia Sim y un cronograma para ver los capítulos viejos de Los Simpson. Sí, muy divertido. Ahora imaginen convivir conmigo. Ya no es tan divertido, ¿verdad?

17. Conseguir un trabajo que me guste de verdad y me de más tiempo libre. Porque hoy en día entro a trabajar a las nueve de la mañana y salgo a las ocho y media de la noche, de corrido, de lunes a sábados. Es un milagro que ya lleve un año (por todo lo anterior, obviamente). Llega un punto, generalmente a eso de las cuatro, en el cual me planteo seriamente morir o hacer un pacto con el Cornudo Rojo.

18. Hacer gimnasia. Porque me lo recomendó el médico y porque la última vez que hice gimnasia (al parecer, correr el colectivo no cuenta) fue cuando iba en la secundaria (y me llevé la materia previa dos años seguidos).

19. Superar los traumas. Momento de silencio por todo aquello que aún no me atrevo a poner por escrito.

Y esa es mi deprimente lista.
¿Qué estás planeando para el 2019?
Todas las personas que tengan pensando casarse, viajar al exterior y ser feliz, por favor, no comentar.
;)

8 comentarios:

  1. Hola nanny...cuantos propositos! ojala te vayan bien jajaj. Hace lo que te haga feliz, lo de madurar si no jodes a nadie es relativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Cuando termine de escribirlos me di cuenta de que eran demasiadas cosas, pero en realidad, son cosas que me pasan por la cabeza varias veces al año, así que supongo que no las voy a olvidar... Supongo.
      Hacer lo que me haga feliz debería estar en la lista, jajajaja.
      Un abrazo y buen año!!!

      Eliminar
  2. Hola, Nanny. Veo que tienes muchos propósitos y cosas que cambiar este año, si haría una lista creo que la mía sería también un poco largo. Te deseo lo mejor este 2019 y de verdad espero que puedas superar todas esas malas cosas y te sientas bien.

    Muchos besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me siento acompañada entonces, pensé que sería la uniún loca con una lista tan larga.
      Muchas gracias por tus palabras 💜 Feliz año para ti también 💜
      Abrazos!

      Eliminar
  3. Antes que todo, feliz año!!
    Ahora bien: está bueno que vayas escribiendo esto... claramente no soy el único que se está poniendo grande (29 y sin embargo sigo leyendo blogs... AHRE).
    Hay muchas cosas que se pueden ir solucionando fácilmente... como la procrastinación (uff, lo dijo un gran procrastinador también).
    Pero más allá de cualquier cosa, sé libre y consciente en todas las decisiones que tomes (estudio, laburo, tiempo para ocio). No sé en qué creés sinceramente, pero esta aventura de la vida es única e irrepetible: no la desaprovechemos al pedo.
    Saludos Nanny y fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu comentario, es totalmente cierto, la vida es una sola y nos pasamos la mayor parte del tiempo con pensamientos inactivos o inaccion; lo cual hay que cambiar urgentemente.
      Te deseo un muy feliz año 💜
      Abrazos!

      Eliminar
  4. Guau, increible los objetivos de este año. Creo que el objetivo de este año sería armar una lista tan buena como la tuya para mis objetivos del 2020 :P. Yo me propuse transformar mi blog en un portal de noticias así que con eso tengo para entretenerme mucho este año.
    Además quería comentarte que la semana pasada en mi entrada “The blogger recognition award te nomine para la iniciativa, si te interesa participar puedes ver el post en mi blog.

    Link: http://viajandosobrelibros.com/2019/01/11/noticia-the-blogger-recognition-award/

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Nanny! Me encantaron tus propósitos para este 2019, pero no estoy de acuerdo con el de "Madurar de una puta vez". Hay que seguir nuestra vida como la vivimos, siempre y cuando no le hagamos mal a nadie. Si jugar a los sims te hace feliz, hacelo. No tenés por qué cambiar esas pequeñas cosas que te hacen feliz.
    Un beso, y espero que logres todo eso que te propusiste para este año♥♥♥

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!